miércoles, 14 de octubre de 2015

CrushCrushCrush

Un tranquilo día sin nada de particular es perfecto para llevar un golpe que te haga estremecer. Una sacudida que te aleje de tu letargo fruto de la monotonía y cuyo eco resuene durante días, meses o quizá años por las paredes de tu ser.

Tu cuerpo contendrá un sonido indescifrable para tus oídos. Algo te recorrerá por dentro, de extremo a extremo, buscando una salida que tan solo tú le puedes dar. Y si no la encuentra porque tú no se la muestras, él mismo tratará de salir de ti, y se proyectará sin tu consentimiento en los mas leves gestos que te puedas imaginar. Desde los ojos, convirtiéndose en miradas incontrolables, hasta las manos, transformándose en un cohibido nerviosismo. ¿Te suena?


Cientos de deseos te inundarán. Qué le dirías, qué harías con él, donde iríais, qué seríais...  Pensamientos que no hacen más que alborotar al pequeño preso, que poco a poco va debilitando esas puertas creadas con tu miedo y que le separan de su afectuoso e inocente destino.

Quien sabe si ese pequeño mensaje continuará rebotando dentro de ti hasta que el olvido lo adormezca o si un día, finalmente, lo dejarás salir para desparecer tras alcanzar su efímera meta. Sea como sea, si finalmente juntas valor para liberarlo, será como el primer trueno de la tormenta; romperá la calma para no regresar jamás, aunque seguramente no sea el último. 


De cualquier modo, dicen que después de la tormenta viene la calma. Seguramente sea así para una parte de ti, aunque tu mundo se haya puesto patas arriba.

¿Lo has sentido alguna vez?








Muy buenos días rocker@s. ¿Como estáis?  Por aquí todo fenomenal. Decía el filósofo griego Platón que "La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo." Debemos decir eso sí que Platón, en esta cita extraída del Libro III de su obra La República (380 a.C.), entiende el término "música" como el ejercicio de las Musas, es decir de las diosas de la Oratoria, de la Pintura, del Teatro, de la Historia y, también de la propia Música. Un concepto algo alejado de lo que hoy entendemos por Música.


Sea como fuere, hay que reconocer lo acertado de la frase -y del autor por supuesto-. Pocas formas de describir "esta arte eterna que rompe con el espacio y con el tiempo, como si viniera del sueño mismo" vinculando lo trascendental y lo físico con la sencillez con la que lo hace Platón en esta cita. 


Una expresión relacionada -erróneamente- con este mismo autor y que tod@s seguro conocéis es la de "Amor platónico". ¿Si, verdad? 
No os engañéis, a tod@s se os ha venido a la cabeza por un momento esa persona perfecta e inalcanzable que mas de una vez os ha dejado impresionados, o que a su paso ha arrastrado vuestra mirada tras de ella. "Crush..." Es una de esas cosas, de esas historias que sabes como empiezan pero no como terminan, y es que la mayor parte de la historia se desarrolla dentro de ti, en un escenario asentado sobre anhelos, creencias y esperanzas. ¿Quien sabe cuando y cómo bajará el telón?


Portada del single CrushCrushCrush de Paramore, 2007.


CrushCrushCrush no baja el telón de la historia de amor platónico que nos cuenta, pero si que nos sumerge en una serie de detalles que, como si fuesen simples pinceladas, perfilan esquemáticamente una escena que cada uno, de forma personal, terminamos de dibujar. Es la clave que hace que la historia de este CrushCrushCrush sea diferente en cada persona que la escucha.


Como veis, hoy por primera vez  -y seguro que no última-  la protagonista de nuestro blog es una canción del grupo estadounidense de Rock Paramore. Una canción puramente rockera que vio la luz en verano de 2007, como parte del segundo álbum de estudio de la banda, el aclamado Riot!
CruchCrushCrush fue también lanzada como tercer single del álbum a finales de ese mismo 2007. Antes fue precedida por los singles Misery Business y Hallelujah.




Portada del álbum Riot! (2007)

Aquí os dejamos un link por  si queréis ver/escuchar el álbum completo en Youtube. Realmente no tiene desperdicio. Desde AAR os lo recomendamos si tenéis 40 minutos que queráis disfrutar con música.















Ahora que ya hemos colocado a la potentísima CrushCrushCrush en la discografía de Paramore, ¿nos acompañáis a descubrir que encierra el molde de su letra? Quien sabe... quizá os sea mas familiar de lo que esperáis.



   





El golpeo del bombo, que nos recuerda al rebotar incontrolable de un corazón alterado, marca el inicio imparable de CrushCrushCrush.  Estos latidos se alejarán por un segundo para dar paso a la guitarra eléctrica, que terminará de marcar el inicio de la canción y el de la primera estrofa:



I got a lot to say to you, yeah, I got a lot to say
I notice your eyes are always glued to me
You're keeping them here and it makes no sense at all


La suavidad de esas primeras palabras se corresponde con el inicio de una sincera conversación, en la que nuestra protagonista, con total naturalidad, comienza a destapar la verdad que se esconde tras un juego de miradas.



They taped over your mouth
Scribbled out the truth with their lies
Your little spies
 


Tras ello, la canción perderá ese tono inicial de suavidad para revelar la encubierta verdad. Dos "pequeños espías" han terminado desmintiendo el engaño, garabateando la verdad con sus sutiles pero inequívocos movimententos. 
Y es que decíamos al inicio del post que hay sensaciones a las que si no damos salida, involuntariamente se proyectarán fuera de nosotros sin importar que nos descubran o traicionen. No es nada raro... a nuestros "pequeños espías" se les escapan miradas indiscretas a cada momento.



 Crush, crush, crush
Crush, crush
(Two, three, four!)

Nothing compares to a quiet evening alone
Just the one, two, I was just counting on
That never happens, I guess I'm dreaming again
 

Casi como un suspiro, como si la misma canción respirase, aparece el estribillo. "Crush..." una llamada a ese amor inalcanzable que se repite por anhelo y que se hace tan personal en los aparentemente calmados susurros de Hayley.   Pero de repente esa calma de los primeros susurros desaparece, y como una cascada en mitad de un río, el estribillo nos deja caer al vacío mientras la vocalista grita los deseos que la inundan al pensar en él. Deseos que ella misma califica de imposibles, sin creer que puedan ser realidad.



 Let's be more than this


Pero en esa declaración de imposibles no hay que pasar por alto la última frase del estribillo, ya que no tiene la misma intención que el resto de la estrofa; en ella se muestra parte de la intención más activa de la canción. Esta frase, en lugar de ser personal y reflexiva,  es una declaración tajante de lo que quiere, en la que deja atrás anhelos y recuerdos.
Finalmente parece que ha dejado salir al pequeño e inquieto mensaje que encerraba dentro de sí.





Rock and roll, baby, don't you know
That we're all alone now? I need something to sing about


A la vuelta del segundo estribillo, un bombo y una guitarra solitarios crean un ambiente tenso en el que Hayley mantendrá un fugaz -y cargado de intención- diálogo con su crush, usando el significado original de la expresión "Rock and Roll".




Rock and roll, honey, don't you know, baby
We're all alone now? I need something to sing about
Rock and roll, hey, don't you know, baby
We're all alone now? Give me something to sing about


Ese diálogo se repetirá en esta misma estrofa, pero con un ritmo roto de guitarra y charles abierto que lo distingue de su equivalente anterior, y que potencia el significado de este cambio musical en cada una de ellas. 
La primera, mucho mas personal y directa, es un presagio de lo que es (en nuestra opinión) el cúlmen de la canción. Al juntar una música mas personal y potente y un mensaje tan claro, logra condensar la intención mas profunda y sexual de la canción.
La segunda, en la que explota la parte más rockera de Paramore, además del mensaje de la primera contiene también la fuerza que a nosotros como rockeros nos engancha y nos enganchó desde la primera vez que escuchamos esta canción.




Y con esta estrofa, que encierra la esencia y carácter de la canción entera ponemos fin a este post, pero no sin antes comentar otra de las cosas que nos llamó mucho la atención de este grupo; nos referimos a la fuerza que trasmiten en sus interpretaciones. No solo en los videoclips (que pueden/suelen estar más adulterados en ese aspecto), si no también en los vídeos de directos que hay por la red. Todo ese -casi involuntario- lenguaje corporal que es parte de sus interpretaciones demuestra que sienten la música, y en AAR(&) creemos que ese es el primer paso para crear buenas canciones; sentirlas.











 












Nos despedimos ya de tod@s vosotr@s, pero antes queremos lanzaros una de esas miradas confidentes con las que Hayley juega con nosotros durante el videoclip. Gracias por visitarnos y ya sabéis que estáis invitad@s a volver cuando queráis. Es un placer que nos leáis. ¡Ah! Y esperamos vuestras opiniones sobre el post, ya sabéis, vía Twitter (@aplicatealrock), en los comentarios del post o en nuestro Facebook.
Mucho Rock :)


 1549 palabras gracias a @8_berta,
   quien nos recomendó este genial grupo.
Gracias! :)   

 

2 comentarios:

  1. Como siempre sus entradas impecables -@loveresistance

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yess, nos alegramos de que te gustara :)

      Eliminar

¿Qué te ha parecido?

Aplícate al Rock